lunes, 21 de octubre de 2013

Con las manos en la aguja

No es que tenga mucho tiempo libre que digamos: Niña, niño en camino, curro, casa, natación, curso diseño gráfico, el blog...
Pero me dije: "Oye, te quedan aún unas horas al día para dejar de ser persona humana", así que no se me ha ocurrido otra cosa que meterme a costurera. Y, no, no ha sido a raíz de "El tiempo entre costuras" que, por cierto, empieza esta noche, sino por sacarme la espinita que llevo clavada desde que salí del instituto y para darle una alegría a mi madre ¡y a mi bolsillo!

Andaba tiempo dándole vueltas y, en el verano, cuando mi madre le hizo ese preciosísimo vestido a Claudia pensé: "Si yo supiera coser...". 

En la tienda donde compramos el lazo había colgado un cartel de una modista que impartía clases de costura partiendo de "paqueta total" y le hice una foto. Y ahí estuvo hasta que llegó la boda de una prima del parejo. Mi suegra ha sido modista pero ya no tiene ganas de coser así que mi cuñada y yo en plan broma comentamos que si supiéramos coser nos habríamos hecho un vestidazo.
Le enseñé aquella foto a mi cuñada y al día siguiente ya estábamos apuntadas al curso.

Ya llevamos un mes y poco y, aunque no hemos tocado una aguja aún, ya hemos aprendido a tomar medidas. Oye, qué cosas, yo pensé que eso no era tan complicado y ¡no dimos ni una las cuatro que estábamos!
También hemos aprendido a hacer el patrón base de una falda y a cortar la tela que yo pensé que se cortaba por donde te venía a ti bien y no va la cosa así. Bueno, digo "hemos" pero yo me he limitado a ver lo que hacen mis tres compis porque... snif, snif, con esta panza que tengo (y esta locura de medidas) mi patrón cambia cada semana y es complicado así que el mismo día que haya que coser la falda habremos de hacer el patrón y cortar la falda todo el mismo día.

La semana próxima tenemos clase de máquina de coser. La tenemos que desmontar y montar entera ¡qué miedo! Siempre que he hecho algo así me han sobrado piezas. Espero que esta vez no me ocurra que la máquina es de mi madre.Y también haremos prácticas con plantillas en plan caligrafía xD
La verdad es que estoy ilusionada porque yo no había ido más allá de coser un descosido, un botón o un remiendo en un calcetín.
Con ser capaz de hacer un mantel me conformo jaja.

Ya os contaré si me hago amiga de la máquina de coser o si termino tirándome de los pelos y, como no, el resultado de la falda terminada. Aunque más que una falda va a parecer el mantel de una mesa de camilla.

16 comentarios:

  1. venga rubia! que tu puedes con este y más. Como he oido alguna vez :"la que vale vale"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veremos a ver si en lugar de manos tengo pies... xD

      Eliminar
  2. Te envidio Wanchuzri, nunca he sabido coser y me parece casi imprescindible saber hacerse la ropa. Es una asignatura pendiente que tengo (bueno, una entre un montón...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya no lo quería dejar más. Hay tantas cosas que se pueden hacer y que sabiendo un poco se hacen por poco dinero...
      Me compré en el mercadillo una tela de desigual para hacerme un vestido chuuuuuuuulisima

      Eliminar
  3. Coser es bonito, entretenido y muy práctico. Yo sé algo, poco, pero siempre he tenido a mi mami ahí, de peque me hacía ropita y ahora los arreglos que preciso en alguna ropa, mía o de mis enanos.
    Sin embargo me enseñó de todo: hilvanes, pespuntes, vainicas, ojales, sobrehilado, cordón, punto de cruz, festón, etc. También ganchillo, punto y hasta una pequeña puntilla de bolillos (eso sí que es difícil)
    Un mundo muy bonito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre siempre ha cosido, nos hizo todos los vestidos de pequeñas. Lo hace todo: sábanas, manteles, fundas a todo... xD
      Siempre nos ha dado la brasa para que aprendiéramos pero siempre estábamos estudiando o golfeando jaja.
      Creo que ha llegado el momento!

      Eliminar
  4. La pasión de mi madre siempre ha sido coser, aunque nunca ha sido modista oficialmente, ella me hacía todo mi vestuario de niña...así que mamándolo así, hace miles de años, más de 20...hice corte y confeción. Me hice de todo, pantalones, faldas, vestidos, una cazadora vaquera...hasta hice una camisa para mi padre y una blusa para mi madre!Recuerdo especialmente un vestidazo de terciopelo rojo, toma ya!
    Ahora ya casi no me acuerdo de nada, el dia que herede las maquinas de coser de mi madre, seguro que me pongo a hacer algo.
    Desde luego el saber no ocupa lugar, nunca es tarde y esto es de lo más práctico que harás en tu vida.Una gran inversión!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, pues anímate!! Si ya has cosido ya sabes hacerlo!

      Eliminar
  5. ala que pasada, y mi madre que siempre lo ha hecho a ojo, nunca por patrón, jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre siempre ha usado patrones que ella misma sacaba a otras prendas pero algunas las hacía sin ellos.
      Mi suegra también a ojo pero ella ha sido modista y no hay color :D

      Eliminar
  6. como me alegro wan!!! A mi me encantaría saber coser para hacerme algún que otro trapillo... lo veo super útil!!!!!!

    Algún día me haré con una máquina de coser (o con la de mi abuela) y me haré un curso de costura... creo que es una buena inversión!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. a mí me encantaría saber cortar!!! bueno, coser un poquito sé, mi yaya se ocupó de instruirme en la costura y mi madre en el bordado pero poco más...

    ya te dije, wanchu, tía, eres superwoman... puedes con todo!! ánimo y a confeccionar mucha ropa para tus pollitos!!

    espero ver tus creaciones con tanta ilusión como tu panza!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a ver de qué soy capaz... o.O
      Ya digo que con ser capaz de hacer un mantel me conformo jaja

      Eliminar
  8. A mi madre tb le encantaba coser, punto, croché. Se atrevió con todo y se le daba bastante bien pero yo creo que hoy en día tiene aun mas mérito. Enhorabuena y disfrutalo mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre también hace de todo, hasta bolillo. Pero ya con los años cada vez tiene menos ganas y siempre está: es que si supierais coser...

      Eliminar