miércoles, 25 de diciembre de 2013

El menú de Nochebuena

¡Qué nochecita más movida!

Me habría encantado hacer mejores y más fotos pero con la que tenía liada en la cocina, la peque correteando y luego los invitados me fue imposible hacer un reportaje culinario en condiciones. 

El primer entrante, un consomé, lo trajo mi madre (junto con una jibia en salsa pincante). Ya advertí que no trajeran nada porque había suficiente comida pero ya sabéis como son las madres. Y sino, las suegras, que por más que insistas tampoco te hacen caso y trajo saladitos y una empanada.

Puse una tablita de quesos, un poco de jamón serrano, jamón dulce con huevo ahilado, patés con membrillo y confituras de albaricoque y arándanos.

Con las tartaletas que venían en la Degustabox de Noviembre hice unas poquitas tartaletas rellenas de mousse de queso con nueces y membrillo ¡mmmmmm! 
El resto las rellené con mousse de queso con ajo y finas hierbas con huevas de lumpo rojas, negras y huevas de trucha. ¡Ni las migas quedaron!

Por cierto, que me han encantado estas tartaletas. Son duritas y no se reblandecieron con el queso. 

El plato "fuerte" fue prácticamente inventado. Estuve hasta el último momento pensando qué hacer y la misma mañana me lié la manta a la cabeza e innové, sobre todo con la salsa que, con más miedo que vergüenza la probé y ¡ohhhhhhhhh Dios, qué cosa más riquísima!
El resultado fue un lomo relleno de queso, bacon y frutos secos con una salsa de pera. La única rodaja que quedó la he cenado esta noche :D 



Y el postre... complicado con la monilla dando saltos. Pensé hacer unas natillas caseras pero fue imposible así que traté por todos los medios que saliera como si fueran caseras hirviendo la leche con canela y limón hasta que la piel de éste estaba casi deshecha.
Porque lo confesé durante la cena sino habría colado jaja.

Las presenté en una tulipa de chocolate.
Al igual que me pasó con el lomo (que me acordé la foto cuando quedaban dos rodajas o_O) con las natillas he tenido que hacer la foto después y, claro, echar del tupper a la tulipa... el resultado no ha quedado tan bien como el de anoche pero os puedo asegurar que lo único que quedó en el plato fue el plato :)

Por primera vez en la historia universal de las Nochebuenas no sobró comida para medio barrio ni para tres meses después. Tan sólo quedó el final del lomo.

Espero de corazón que el año que viene estemos por lo menos los mismos que este año. Bueno, habrá uno más fijo :)

Hermanita y maridín, este año os he echado mucho de menos (salvo el momento Skype jaja). Espero que vuestra cena peruana navideña haya sido tan grata como la que hemos pasado en familia.

8 comentarios:

  1. Ay, qué bonita cena! Nosotros no hicimos plato fuerte, eramos solo 4 y con los "entrantes" ya tuvimos para hartarnos. Postre sí, turrones varios y naranjas con azúcar, es algo sencillo pero delicioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En principio el plato fuerte era una fina rodajita como esa porque hice bastantes entrantes pero entre lo mío y lo de los demás se nos puso la mesa cuesta arriba xD

      Eliminar
  2. Que buen rollo trasmite la entrada! y que hambre me ha entrado

    ResponderEliminar
  3. que buena pinta que tiene todo, me apunto a tu casa, jeje

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com/

    ResponderEliminar