jueves, 27 de marzo de 2014

Otra carrera para la saca

Hola chicas;
He estado bastante ausente, la verdad que últimamente no compro nada, salvo cosas para la cocina (algún libro de cocina, moldes, etc.), y tengo la mente ocupada en un millón de cosas.

Además, he estado haciendo limpia de armarios, me ha escandalizado ver la cantidad de ropa que tenía, y me he desecho de mucha, porque francamente, nunca me la iba a poner. Había cosas pasadas y otras en las que directamente no me entraba el culo (me he echado unos kilos encima, los suficientes para que la ropa "apriete" más de la cuenta).

Así que os escribo para contaros que el pasado domingo volví a repetir con la carrera que hice por primera vez el año pasado: La Carrera del Ebro (30km, otra vez). Un circuitos que discurre por La Estepa del Campo de Maniobras de San Gregorio, El Escarpe y la Ribera del Rio Ebro, combinando cuestas y... este años... CIERZO, MUCHO CIERZO. El cierzo estaba on fire. Para los no maños, el cierzo es el viento que viene encañonado por el Ebro (dirección NO) y que nos deleita muy a menudo.

Lo curioso es que el año pasado iba a las bravas, sin preparar, sin pulsómetro ni GPS, los geles metidos de malas maneras por los bolsillos... completé la carrera en 3h 20'... Este año, que se supone que iba más preparada, con mis aparatejos, y mis calcetines todo chachis compresores... tardé 10 minutos más.



Fue duro correr contra la mierda de cierzo el viento, físicamente me encontraba bien pero el viento me frenaba mucho (y me cargaba la espalda). Como siempre, los incombustibles de mis padres ahí estaban en la meta, chillando como locos aunque era más lenta que el caballo del malo...

Como anécdota, comentaré que, al ser de las últimas (aunque resulté ser la antepenúltima de las chicas, y aún quedó algún rezagado), me iba siguiendo la moto de la cruz roja, y dos coches de la policía local, en plan coche escoba.... jajaja qué estrés, yo venga a correr y veía que me iban siguiendo... Que me dieron ganas de pararme y decirles: "Oye, que si os vais aponer así, llevadme XD". Me aplaudieron bastante porque la gente estaba hasta el toto de esperar y se creyeron que era la última, jajajaja....

Luego al llegar a meta, me preguntó a una mujer que había visto en los vestuarios, que qué tal estaba. Le pregunté por su marca y me dijo que 2h 19'. Dije "Joer qué máquina, de mayor quiero ser como tú". Resultó ser la primera de la absoluta femenina de 30km... La segunda el año pasado, una máquina humana. Es como si a Usain Bolt le preguntas después de pulverizar un récord mundial... "Oye, chavalote, ¿la carrera bien?". Jajajaja!!!

Pero en el fondo, en estas carreras, lo importante es acabar...
Gracias por leerme!

6 comentarios:

  1. Mucísimas felicidades Ivy!!! Hacer 30km con CIERZO... es todo un record!!! y es que a pesar de todas las inclemencias climáticas.. creo que el cierzo es lo peor (y que solo una maña puede saberlo). Yo no hubiera hecho ni 30metros... jajajjaja

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
  2. Que emocionante Vane. Siempre pienso que cuando se logra hacer una cosa que tanto esfuerzo requiere, te hace también capaz de hacer muchas otras cosas más difíciles de la vida. Estas hecha una campeona. Enhorabuena por tu logro.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la entrada, trasmite muy buen rollo.

    Yo soy anti ropa deportiva, pero por ejemplo, me encanta hacer deporte aunque me puede la vaguería y la falta de tiempo.

    Muchisimas felicidades por esa carrera. Y lo de la anécdota,,,jajaja, que presión, ya se podían haber parado a tomar algo

    ResponderEliminar
  4. Ya que hayas completado una carrera de 30 kilómetros para mi es ya todo un premio. Yo hago eso para ir a la playa en coche y se me hace largo... madre mía, no quiero imaginarme a pata y con viento refrescante pufffffff

    Mi más sincera enhorabuena, eres una máquina, aunque lo hubieras hecho en 7 horas. Como dices, lo importante es acabar. Aún así ya quisieran muchos terminar la carrera en esa marca.

    ResponderEliminar