jueves, 6 de septiembre de 2012

Aprendiendo de Silcas la campeona

Como Silcas maneja como nadie el F5, he decidido aplicar sus enseñanzas en la compra de The North Face. Que aunque algo parezca agotado, suele haber cancelaciones por la noche (o incluso temprano por la mañana), que así me pasó con una de las camisetas que compré, y que me volvió a pasar por la noche.

Me meto a cotillear, y ohhh una camiseta de tirantes de mi talla, solitaria, pobrecita, cómo la iba a dejar sola...


¡¡Para la saca!! Nada, ya he hecho un megapedido, y me consuelo pensando que ya he requetecompensado los gastos de envío, se me tendría que caer la cara de vergüenza, si se entera el parejo de lo que me he dejado en camisetas deportivas... AYYYYY

Sé que esta marca sale muchas veces en los Camps, pero los Camps no son lo mío...

7 comentarios:

  1. Es muy chula esta camiseta... al final aquí aprendemos latín, je,je...

    ResponderEliminar
  2. jajaja. Al parejo comprarle un par de fantas y divierte!!

    Vuelve septiembre y sois muy peligrosas

    ResponderEliminar
  3. JAJAJA, así me gusta campeona!! muy mona la camiseta! lo cual me recuerda que para ir a yoga parezco una homeless, pero bueno, tampoco pasa ná... un beso!

    ResponderEliminar
  4. Y el gustazo que da cazar la prenda deseada ,allí esperándote solica y en tu talla??eso no tiene precio!

    ResponderEliminar
  5. jajaja qué gracia!! al final, conseguiste lo que querías, eh??? qué guay!!

    ResponderEliminar
  6. Jajaja me parto con el título de la entrada

    ResponderEliminar